4 pasos que te ayudarán a saber si estás preparada para crecer en tu negocio

Después de llevar a cabo un proceso de mejora en sus salones de belleza, mis clientas siempre me preguntan cuándo se darán cuenta de que están preparadas para crecer en su negocio, cuándo es el momento de dar un paso más.

Si tú también te haces esta pregunta, hoy te dejo estos 4 pasos que te ayudarán a saber si ya estás preparada para crecer en tu negocio.

1-Si tienes facturación constante, estás preparada para crecer

Es importante tener una facturación constante.

¿A qué me refiero con esto? Tener una facturación constante significa trabajar en verano y en invierno, de manera continuada.

Evidentemente con el buen tiempo nuestro negocio se anima, y es en ese momento cuando muchas profesionales se plantean incorporar personal.

En demasiadas ocasiones esta decisión en plena temporada acaba siendo una mala experiencia. No hemos tenido tiempo de ofrecer a nuestro empleado una formación acorde con nuestra filosofía de negocio y es posible que su labor acabe no siendo de nuestro agrado.

¿Y cuánto tengo que facturar trabajando yo sola para saber que es el momento de aumentar mi plantilla?

La facturación siempre tendrá que ver con tus precios, y tus precios tienen que estar fijados en relación con tus gastos.

Me encuentro esteticistas que facturando 4000 € de manera constante pueden disfrutar de una situación desahogada y, en cambio, me encuentro otras que con 6000 € lo pasan mal. Así que comprueba minuciosamente tus gastos mensuales y verás claramente cuándo estás lista para crecer.

Una esteticista puede facturar en solitario entre 4000 € y 6000 € si tiene unos precios medios; si los precios son muy bajos, no podrá soportar ese ritmo de trabajo durante mucho tiempo.

Las situaciones más habituales a las que me enfrento son que se colapse la agenda sin que se mantengan los números de una manera constante, y ahí tenemos el primer error: incorporar personal sin que nuestro negocio esté preparado y bien consolidado.

¿Crees que incorporando personal podrás aumentar el número de clientas y conseguirás estar más tranquila? ERROR.

¿De verdad crees que si te cuesta llegar a final de mes, contratar a otra persona solucionará el problema?

2-Si tu mente está abierta para liderar, estás preparada para crecer

¿A qué me refiero cuando digo que tu mente esté abierta? Liderar un equipo no es una tarea fácil, hay personas que prefieren estar solas («ellas se lo guisan y ellas se lo comen»); sin embargo hay otras que prefieren trabajar con más personal.

¿Y tú, qué prefieres?

Esa es la primera pregunta que hago a mis clientas .

Si la respuesta es «sola», siempre tendrás alternativas como subcontratar a profesionales para que vengan a hacer servicios externos y así tú descargarte de ciertos trabajos y poder hacer otras cosas, o alquilar parte de tu espacio para que te genere ingresos extra. Existen cantidad de opciones que pueden ayudarte en tu día a día.

Pero si lo que quieres es crecer, debes estar preparada para formar un equipo. A esta tarea hay que dedicarle tiempo y entrega, no esperes tener mucho trabajo para contar con alguien, no tendrás tiempo para formar a la persona y en lugar de aligerarte el trabajo, te entorpecerá.

Por mucha experiencia que pueda tener una esteticista, no lograremos formar equipo si no la adaptamos a nuestro sistema y planteamiento de negocio.

No se si esto te sonará, pero es algo que escucho a menudo: «¡Es que mis clientas solo quieren que se lo haga yo!».

No realizar el servicio a tu clienta no quiere decir que no debas prestarle atención y esmero, nada tiene que ver con eso. Entiendo que existan clientas que debamos atender personalmente y que esta tarea no se pueda delegar, pero lo que no se puede asumir es que tengamos a nuestra empleada sin trabajo y nosotras no dispongamos de horas libres. Solo de ti depende que la clienta confíe en el equipo.

Y yo te pregunto: ¿es tu clienta o eres tú la que no quiere soltar las riendas de tu negocio?

3-Si tienes claro el perfil que estás buscando cuando contratas, estás preparada para crecer

Cuando decidimos contratar a alguien y crecer en nuestro negocio, nos decidimos a buscar sin pensar qué es lo que realmente necesitamos.

¿Qué te gustaría? ¿Una chica con menos experiencia, a quien formes a tu gusto, o mejor alguien con experiencia que se pueda adaptar a ti?

¿Para qué la necesitas? ¿Para que complemente servicios que tú no haces? ¿Para que desempeñe tus tareas y tú puedas dedicarte a otras funciones o simplemente para liberarte de cierta carga de trabajo?

Cada caso es distinto y el perfil del empleado a encontrar también será diferente. Piensa qué es lo que necesitas y será más fácil que aciertes en la elección.

Deja claro qué es lo que buscas desde el primer momento, si muestras seguridad y confianza desde el principio tendrás personal fiel a ti. Emplea tiempo en formar según tus gustos y costumbres, comienza tu liderazgo desde la entrevista. Me encuentro a menudo profesionales que dicen no saber de muchas tareas y ese es el error número 1.

Recuerda que de tu negocio tú sabes más que nadie. Valórate como profesional para que te puedan valorar y puedan seguir tus pasos.

4 -Si tienes tu centro organizado, estás preparada para crecer

Ten tu centro organizado en todas las áreas.

Si no tenemos protocolizado cómo hacemos el trabajo en cabina, será difícil que podamos enseñar al equipo nuestra manera de trabajar. Si no tenemos un buen protocolo de venta será difícil que se cierre una venta de tratamiento en nuestra ausencia y esto dificultará las posibilidades de crecer.

Nuestra manera de hacer y atender tiene que estar absolutamente protocolizada, aunque cada empleado tenga su propio estilo.

Es fundamental tener organización. Si el centro no esta organizado será difícil que todo fluya cuando incorporemos personal.

La falta de comunicación sigue siendo uno de los problemas más importantes que me encuentro, creemos que por el simple hecho de tener experiencia hay cosas que no se deberían decir. Si no hay comunicación, nunca habrá equipo.

Estoy lista para crecer

Si ya te has lanzado y estás lista para crecer no te olvides de reforzar y potenciar tus ventas.

Estas serán las que te permitan mantener tu nueva posición.

Potencia la venta de cosmética y de tratamientos y estudia estrategias que atraigan a nuevos clientes a tu negocio.

Si quieres una profesional que te ayude a crecer de forma segura, descubre con mi ayuda cómo mejorar, consolidar y fortalecer tu centro de estética.

Haz clic aquí y consulta cómo el Método NER puede ayudarte con tu centro de estética.

2 comentarios en “4 pasos que te ayudarán a saber si estás preparada para crecer en tu negocio”

  1. Hola Pilar !
    Me gustaría saber más acerca del método Ner
    Llevo 2 años con el centro,tengo trabajo siempre meses más flojos y otros más animados creo que como muchas pero desde un tiempo a este todo ha ido a peor…agenda casi vacía,cancelaciones,no cierro ventas y esto me ha llevado a acumular facturas que ahora me veo ahogada muchas veces por llegar a fin de mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *