¿La falta de ilusión está perjudicando tu salón de belleza?

¿Sientes que la falta de ilusión está perjudicando tu salón de belleza?

Desencanto, falta de interés, desgana… ¿has notado que tu ilusión se está perdiendo, no fluyen las ideas y el negocio no prospera?

Cuando entramos en esa espiral es fácil encontrar excusas que ayuden a justificar la dejadez. Las escucho de muchos tipos:

  • «No tengo dinero extra para invertir».
  • «No hay tiempo, está todo perdido».
  • «En esta época de crisis… ¡qué quieres!».
  • «Están todos los negocios igual».

Poco a poco vamos abandonando nuestros objetivos, desterrando nuestras ilusiones y dejando a la deriva las riendas del negocio.

Pero ¿por qué conformarse  y renunciar? ¿Por qué limitarse a que tu salón sobreviva, cuando tú eres la única responsable de hacer que sea rentable?

Destierra la falta de ilusión y da un paso al frente

Seamos realistas:

Estar sentada en una silla visitando todo el día el muro de Facebook no dará respuesta a todas las necesidades de marketing de tu negocio. Puede ser que parte de este tiempo lo inviertas en hacer lo que se denomina «marketing barato».  Los medios sociales son una herramienta de marketing muy valiosa para el salón, pero también pueden ser una costosa pérdida de tiempo, una gran distracción y una de las mayores formas de posponer las cosas.

Como Einstein dijo una vez: «Locura es hacer la misma cosa una y otra vez y esperar resultados diferentes».

Quizás tú puedas aguantar mucho tiempo en esta situación, refugiada en la pérdida de esperanza (días, semanas, meses, años…). ¿Pero cuánto tiempo más aguantará tu negocio?

Comenzar a afrontar la realidad y responsabilizarse de la propia felicidad es la única manera de liberarse de este terremoto interno que día a día hace crecer nuestro malestar.

Lo mágico está en lo sencillo

El ser humano puede aguantar mucho tiempo en una situación laboral desagradable y siento decirte que las soluciones mágicas no existen. Lo mágico es levantarse cuanto antes y seguir luchando. Buscar soluciones y rebuscar en la capacidad que tienes en tu interior para pasar página y superar la falta de ilusión.

Solo si mejoras tus habilidades y buscas soluciones podrás comenzar a pensar que tú también te mereces recoger tus frutos, saber que vas a tener que apostarlo todo, trabajar duro y proteger tu autoestima.

Cambia problemas por soluciones

¿La falta de clientes está siendo tu mayor problema?

Recuerda siempre: todo problema lleva a una solución.

En el artículo «¿Cómo hacer frente a periodos de pocos clientes?» te ofrecía algunas estrategias que ya mismo puedes poner en práctica para aumentar tu productividad.

¿Crees que el mensaje de tu negocio es poco claro? ¿Observas que el cliente no se siente identificado con él y esto frustra tus ilusiones? Estos  5 pasos para atraer más clientes a tu centro de estética pueden ser un gran recurso para hacer tu negocio más visible.

Empieza a confiar en ti

La confianza en uno mismo es un elemento crucial en la vida de cualquier persona. Si ponemos dos personas a realizar una misma tarea y todos los demás factores son iguales para ambas, lo hará mejor y más rápido aquella que tenga más confianza en sí misma.

Y esto es aplicable a todo tipo de tarea, por simple o complicada que parezca.

Son muchos los factores que pueden influir en el hecho de que una persona tenga o no confianza en sí misma; esta confianza en su mayoría viene condicionada por nuestra infancia, la influencia de nuestro entorno y las experiencias vividas a lo largo de los años. Si ya hemos sido testigos directos del fracaso tanto en la niñez como en la adolescencia o madurez, es más que probable que nuestra mente nos lleve a revivir aquella situación. El motivo es sencillo: esa experiencia se nos ha quedado grabada en el «disco duro» de nuestro cerebro, y una mala situación puede hacer que fácilmente comencemos a recordar, comparar y asociar lo pasado con lo que estamos viviendo en la actualidad.

Olvida tu falta de ilusión y confía en ti de nuevo

Existen diferentes vías que pueden ayudarte a confiar de nuevo en ti y recuperar la ilusión.

Tienes que acercarte a la meta que deseas conseguir. Visualizar tus objetivos, esos que quieres alcanzar, y ponerte manos a la obra. Empieza por pequeños logros y continúa con etapas sucesivas; estas te irán acercando poco a poco a tus metas finales.

Comienza por tareas sencillas, como hemos visto en el apartado anterior (cambiar problemas por soluciones). Existen muchas acciones que pueden revertir lo que en nuestra cabeza interpretamos como problema.

Y si sientes que tú «sola» no puedes conseguirlo, recuerda que esa soledad no existe, que dispones de métodos preparados y estudiados con el objetivo de impulsarte a ti y a tu negocio hacia una nueva dimensión. Estrategias probadas que te llevarán a alcanzar tu mayores logros.

El primer paso solo depende de TI.

Consulta el Método NER y atrévete a recuperar la ilusión por tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *