7 acciones para evitar clientes insatisfechos

Existen acciones que debemos desarrollar si queremos evitar clientes insatisfechos. Piensa que con un cliente insatisfecho se pierden también todos los que este te podría llegar a recomendar.

El cliente es lo más importante

Como dice Denis Walker en su libro El cliente es lo primero, el cliente constituye el elemento vital de cualquier negocio. No solo necesita cubrir sus necesidades, sino que debe sentirse como en casa, sentirse escuchado. Debemos utilizar todos los recursos necesarios para ello; de lo contrario nuestro negocio dejará de existir.

Motívate y motiva a tus empleados

Cuando un empleado comienza a desmotivarse pierde el entusiasmo, la ilusión… y eso el cliente lo percibe, porque el rendimiento y la calidad de su trabajo se reduce de forma drástica.

La sonrisa, que no sea un bien escaso

El servicio al cliente comienza con una sonrisa, esta es más que una expresión, comunica el estado de ánimo, es la mejor manera de iniciar un contacto de venta. Ayuda al cliente a que se forme una primera impresión, refleja nuestra pasión y, además, ¡es gratis!

Siempre hay una solución

El cliente quiere soluciones: tú, yo, todos queremos soluciones. Los empleados deben estar preparados para solucionar cualquier tipo de circunstancia. La formación e información sobre el negocio, el esfuerzo, la preparación y las ganas son las herramientas necesarias para ofrecer la solución requerida en cada momento.

Aporta confianza, cumple tus promesas

Si te has comprometido a realizar algo tienes que cumplirlo. Si lo haces, el cliente confiará tanto en el presente como de cara al futuro. Los engaños siempre se acaban descubriendo.

La calidad en el servicio marca la diferencia

La atención al cliente, la honestidad, la responsabilidad, etc., dependen de ti. Tú tienes la última palabra. Con estas acciones no solo obtendrás clientes satisfechos, sino que serán las que marcarán la diferencia entre tú y tus competidores.

Siempre podemos mejorar

Por muy bueno que sea el servicio o por muy buena que sea nuestra atención, siempre podremos mejorarlos. Hay que estar atentos a las sugerencias que se nos planteen, aportar valor y ofrecer más de lo que nos pidan.

Evalúa tu centro y encuentra los aspectos que hacen que el cliente no esté 100 % satisfecho, lo que traducido en beneficios supone dejar de ganar miles de euros.

Puede ser que tus empleadas no conozcan del todo los protocolos de atención y actuación en el salón o puede ser que ni siquiera existan. Ante la misma situación pueden darse diferentes reacciones: es importante dejar por escrito cómo queremos que se atienda a nuestro cliente. Disponer de un protocolo de atención y actuación bien definido será fundamental para triunfar.

Si tanto tu equipo como tú necesitáis preparación para estos retos, consulta NER FORMACIÓN. Encontrarás programas formativos que te ayudarán a evitar los clientes insatisfechos en tu centro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *