¿Cómo fijar objetivos para conseguir los resultados que deseas en tu centro de estética?

Estoy segura de que no te cogerá por sorpresa si te digo que necesitas tener objetivos para tu centro de estética, pero también entiendo que fijar objetivos para tu negocio es una de esas cosas que resultan más complicadas. 

Ahora que ya tienes el pensamiento puesto en qué hacer en los próximos meses, quiero explicarte todo lo que necesitas para fijar objetivos y cómo actuar para cumplirlos. 

¿Qué son los objetivos para un centro de estética?

Los objetivos son aquellas mejoras que tú quieres conseguir para tu centro. Por ejemplo, estos son los 3 objetivos más comunes que observo:

  • Atraer a más clientes
  • Facturar más
  • Fidelizar a los clientes

Esto no es nada nuevo para ti, ya que lógicamente si tienes un negocio sabes que todo ello es necesario para poder seguir adelante. 

Sin embargo, esos 3 puntos que te he detallado no pueden considerarse objetivos. Son simplemente deseos.

«Un objetivo sin un plan es solo un deseo»

Antoine de Saint Exupéry

¿Cómo convertir tus deseos en objetivos?

Tal y como están escritos ahora, te pregunto:

Si te has marcado como objetivo atraer más clientes y consigues 2 clientes nuevos en todo el año, ¿dirías que se ha cumplido lo que tú realmente deseabas?

O si facturas 1 euro más al mes, ¿se habría cumplido tu deseo de incrementar la facturación de tu centro de estética?

Como posiblemente tu respuesta habrá sido «no» a ambas preguntas, es importante que identifiques bien lo que deseas para convertirlo en un objetivo. 

Para que un objetivo se considere realmente un objetivo, necesita cumplir los 5 requisitos que se definen con la palabra SMART (en inglés, ‘inteligente’), que es un acrónimo de estos puntos:

  • S (Specific) –  Específico
  • M (Measurable) – Medible
  • A (Achievable) – Asumible/realizable
  • R (Realistic) – Realista
  • T (Timely) – Acotado en el tiempo

Si ahora observas los ejemplos anteriores, verás que la forma ambigua como están definidos dificulta establecer el plan de acción que te va a llevar a ellos y que te va a permitir saber si los has cumplido o no. 

Reformula tus deseos

Supongamos que tu deseo es aumentar la facturación. Para convertirlo en un objetivo, debes responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tipo de facturación vas a aumentar?
  • ¿Cuánto deseas aumentar? ¿En qué cantidad o porcentaje?
  • Ese aumento de facturación, ¿lo quieres por día, mes, año…?
  • ¿Cómo vas a hacerlo?
  • ¿Crees que puedes realizarlo? ¿Tienes todos los medios, información y recursos para conseguirlo?

La respuesta a esta última pregunta debe ser indudablemente «sí», o tendrás que volver a la casilla de inicio y revisar todas tus respuestas hasta lograr ese sí final.  

Como ejemplo, el deseo de aumentar tu facturación podría convertirse en un objetivo si lo planteas de la siguiente forma: 

«Quiero aumentar la facturación procedente de ventas de productos un 20 % al mes».

Y para ello:  

  • «Publicaré en mis redes sociales los martes y jueves, informando a mis clientes y seguidores de los beneficios de utilizar mis productos entre tratamientos». 
  • «Conseguiré colaborar con un negocio de mi zona para dar una charla sobre este tema, que educará a potenciales clientes y que también ayudará a que hablen de mi centro».
  • «Incentivaré a mi equipo con un incremento de su comisión del 5% sobre sus ventas de productos».

Y al cabo de un mes observas qué tal han ido los resultados con esos pasos que has decidido dar y vas a tener un resultado claro: o has vendido más o no. 

Así podrás saber si ese objetivo se ha cumplido, porque sabrás cuánto más has vendido, qué ha funcionado para mejorar las ventas o qué es lo que ha fallado en tu plan de acción (en caso de no cumplirlo), y podrás realizar los ajustes necesarios para conseguirlo durante el mes siguiente.

Pero a este objetivo todavía le falta algo. Le falta lo que yo llamaría ‘vida’. 

¿Sabes cuál es el gran secreto para que se cumplan tus objetivos?

Tu motivación.

Siempre te he dicho que todo lo que necesita tu centro de estética está dentro de ti. 

Por eso los objetivos de tu centro tienen que estar alineados contigo, con tu forma de ver la vida, con tus valores, con tu PORQUÉ. 

Por favor, pregúntate por qué quieres conseguir ese objetivo (o cualquier otro que tengas en tu lista) y sé honesta contigo misma. 

¿Por qué deseas eso? 

No hay respuestas buenas o malas. Hay respuestas que te mueven o que no te mueven a tomar acción. 

Busca la respuesta que te mueve a tomar acción y no des por bueno un objetivo hasta que tengas esa respuesta. 

¿Qué pasa si no se cumplen los objetivos?

Eso depende totalmente de ti y de la actitud que quieras tomar:

  • Puedes tirar la toalla, sentirte fracasada, pensar de forma derrotista y echarle la culpa al mundo. 
  • Puedes considerarlo un aprendizaje, pensar que lo vas a conseguir si enmiendas tus errores y asumir la responsabilidad del resultado. 

Personalmente opino que no pasa nada si no se cumplen los objetivos:

  • Si realmente deseas conseguir algo, estoy segura de que encontrarás la forma de hacerlo realidad. 
  • Y si no has conseguido el objetivo, es porque ese no era realmente el objetivo que necesitabas conseguir. Tienes que escucharte, respetar lo que te dice tu voz interior y ser honesta con lo que realmente quieres para ti y para tu negocio. 

Si conoces mi historia, sabrás que fui directora de varios centros de estética a la vez durante 12 años. Te imaginarás que cumplir objetivos y diseñar las acciones que me llevarían a conseguirlos año tras año era algo clave en mi día a día profesional.

Por eso sé que a veces se te agotan las ideas, tienes dudas y no sabes si ese objetivo realmente te llevará a donde tienes que estar y, lo más importante, si aún disponiendo de los medios, tendrás las fuerzas para mover cielo y tierra para conseguirlo.

Como Coach de Negocios mi trabajo es hacértelo fácil:

  • Ayudarte a fijar los objetivos que necesitas
  • Acompañarte en la consecución de resultados para tu centro de estética
  • Estar a tu lado para apoyarte durante todo el proceso

Si quieres que te ayude a mejorar tus resultados, contacta conmigo aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *