7 pasos infalibles para abrir un centro de belleza con éxito

¿Estás pensando en abrir un centro de estética y no sabes por dónde empezar? ¿Te preocupa no tomar la decisión correcta con el local? ¿No sabes muy bien cómo seleccionar la decoración, la aparatología y la cosmética? Para ayudarte te he preparado estos 7 pasos infalibles para abrir un centro de belleza con éxito.

Si has decidido abrir tu propio centro de estética, debes saber que esto marcará un antes y un después en tu vida, un motivo suficientemente importante como para que comiences a crear una estrategia bien planificada que te ayude a alcanzar el verdadero éxito en tu negocio, analizando paso a paso hacia dónde te diriges y lo que deseas conseguir.

¿Quieres que te ayude a crear tu propio negocio de estética sin equivocarte? Si te sientes insegura, no dejes una decisión tan importante al azar, ponte en manos expertas y prepárate para triunfar en tu centro de estética. 

                                                                     Haz clic aquí para conocer mis soluciones NER

1- Lo más importante para que tu negocio de estética funcione desde el primer día es la PLANIFICACIÓN

Dedica el tiempo necesario a decidir qué tipo de negocio quieres emprender y hacia qué cliente deseas enfocar cada uno de tus servicios. El error más común en la nueva apertura de negocios es intentar vender de todo y para todos, lo que acaba generando que ningún cliente se sienta identificado. Esta decisión termina siendo muy costosa tanto para atraer como para fidelizar clientes.

2- ¿Quieres abrir un centro de estética con éxito? ¡La selección del local es muy importante!

Si ya tienes claro hacia qué público vas a dirigirte (sexo, edad, nivel adquisitivo, gustos…) es hora de buscar el local, y lo más fácil para captar este público es que tu local esté ubicado lo más cerca posible.

  • ¿Has pensado en que tu centro de belleza va a ser un referente para un público de poder adquisitivo alto? Busca un local céntrico y visible (zona rodeada por bufetes, oficinas y despachos). Si te diriges a este sector, tu apuesta económica también debe ser mayor.
  • ¿Te has decidido por ofrecer servicios a un coste bajo? En este caso también te recomendaría que tu local se encuentre en un área muy concurrida, piensa que a precios más bajos necesitarás mayor número de clientes o correrás el riesgo de no cubrir gastos. Además, deberás haber preparado la estrategia y la planificación de marketing a conciencia para captar constantemente nuevos clientes.
  • ¿Tu conclusión ha sido dirigirte hacia un cliente con un poder adquisitivo medio? En este caso lo primero que tienes que tener en cuenta es la competencia, la mayoría de nuevas aperturas se centran en esta opción y esto hace que sea más difícil destacar entre los competidores. Si tienes una apuesta fuerte con tratamientos novedosos que realmente ofrezcan los beneficios que el cliente está buscando, puedes buscar un local en una zona donde ya existan otros centros destinados al sector de la belleza, aunque tendrás que disponer de mucha habilidad para atraer a los clientes asiduos a estos establecimientos. Si estás pensando abrir tu local en una zona donde no existen otros centros de belleza, busca que sea un área comercial donde haya otro tipo de negocios que generen tráfico de clientes. Estudia previamente el mercado, acude a esos locales y pregunta cómo verían ellos la apertura de un negocio de estética en la zona.

3- ¿Ya dispones de tu idea de negocio y has visto el local perfecto? ¡A sacar la calculadora!

Si creías que con los dos pasos anteriores ya lo teníamos todo, ahora viene lo más importante: las cuentas tienen que salir o estás perdida.

  • Comienza a tomar nota de todos los costes que te va a suponer la apertura de tu local. Comienza por los costes de gestión (alquileres, reformas, permisos de apertura, seguros, mobiliario, etc.).
  • Ya sabes a qué público vas a dirigirte y el tipo de servicios y atención que deseas ofrecer: la selección cosmética y de herramientas de trabajo también debe estar en equilibrio con estas decisiones. Compara diferentes fabricantes y valora todas las opciones de compra que te ofrecen. Incluye el coste de estos productos en tu lista.
  • Existen muchos pequeños detalles que hacen falta en el centro de estética (material desechable, toallas…). Tenlos en cuenta.
  • Elige un programa de gestión para tu negocio. Estar organizada y tener tu día a día informatizado te facilitará enormemente las tareas diarias: dispondrás de una gestión de productos y clientes a la que posteriormente sacarás muchísimo partido aplicando estrategias de marketing.
  • Ten en cuenta los suministros y gastos que deberás pagar de manera periódica (luz, Internet, agua…).
  • No te olvides del personal y los gastos personales (seguros sociales, pagos tributarios…).
  • Estipula unos ingresos mensuales para ti y procura no marcarlos muy bajos porque si las cosas no están saliendo como habías planificado el margen de error será mínimo y no podrás cubrir los gastos de tu negocio.
  • Haz marketing y promoción. Esta parte es fundamental: si quieres que tu negocio crezca y crezca, promocionarte es la clave. Destina una partida del presupuesto mensual a este fin.

4- Muestra tu imagen, sé creativa

Ahora que ya tenemos muy claro que vamos a por todas, llega la parte más divertida: crear un espacio perfecto para nuestros clientes.

En esta ocasión te recomiendo que pienses sobre todo en tu público objetivo, la decoración, el color… Crea ambientes acogedores donde el cliente se sienta en un lugar diseñado específicamente para él; los espacios (recepción, consulta, cabinas, etc.) deben ser cómodos y confortables. No importa hacia qué público te dirijas, los detalles tienen que estar siempre muy cuidados.

5- ¿Qué equipos compro para mi centro de estética?

Aquí te recomiendo que seas muy selectiva, no intentes disponer de todos los sistemas o habrás invertido muchísimo dinero, lo que resultará muy difícil de amortizar. Sé práctica, crea tu lista de servicios y selecciona aquellas técnicas imprescindibles que se complementen entre sí para conseguir tus objetivos. No te dejes llevar por modas pasajeras. Busca sistemas que te den confianza y con los que ya hayas obtenido buenas experiencias. Probar, probar, probar… esta puede ser otra opción, no hay mejor crítico que uno mismo para saber si ese producto puede convencer o no a tu clientela.

Te recomiendo también el artículo «¿Qué comprar para el centro de estética?».

6- Hasta el más mínimo detalle

Cada detalle cuenta, prepara una lista de servicios con todos los tratamientos que se van a aplicar en el centro. Comienza por un número reducido de servicios en cada área (corporal, facial, depilación, bienestar…).

Lo importante no es la cantidad sino la calidad

Por eso es necesario que para generar tu carta de servicios crees tratamientos que cubran las necesidades reales del cliente. Para crear una lista verdaderamente útil debes hacerte las siguientes preguntas: «¿qué le preocupa a mi cliente?», «¿qué le hace sentirse inseguro?», «¿qué puedo aportar yo con mis tratamientos para resolver sus preocupaciones?».

Realiza tu carta de servicios en varios formatos (uno de mayor tamaño que puedas exponer en un área de tu centro y formatos más pequeños para ofrecer al cliente).

Crea también tus tarjetas personalizadas y procura que todo esté acorde con la imagen de tu centro.

7- Clientes, clientes, clientes… Comienza a atraer clientes incluso antes de abrir tu negocio

¿Ya están todos los preparativos en marcha? No esperes a abrir tu centro para crear estrategias de marketing, comienza cuanto antes.

Existen muchísimas acciones que puedes realizar para «despertar la curiosidad».

Aunque la acción más común para generar los primeros clientes es presentarse en locales donde se encuentra tu cliente ideal, explicarle la novedad de tus propuestas, obsequiarle con una gratificación (descuento, muestra gratuita, diagnóstico…) e incluso invitarle a la inaguración de tu centro de belleza. Puedes realizar muchísimas más acciones para generar unas ganas enormes de que prueben todos tus servicios. Como el ejemplo que te incluyo a continuación.

Para la difusión utiliza las redes sociales (Facebook, Instagram, Youtube…). Puedes colgar vídeos realizando o incluso probando tú misma aquellas técnicas que posteriormente vas a ofrecer en tu negocio. Eso sí: la imagen debe ser impecable, debes ofrecer profesionalidad y muchas ganas de estar recibiendo aquello que se está mostrando a través de la pantalla. También puedes ir mostrando los avances que se sucedan en tu proyecto. Cuanta más expectativas crees, mayor interés.

¡Mucho éxito con tu proyecto! Y recuerda que si necesitas asesoramiento para hacer de tu negocio de estética un negocio rentable, MÉTODO NER te ofrece las mejores soluciones.

¿Quieres que analicemos juntas estrategias de marketing para tu negocio?

¡Rellena el formulario para contactar conmigo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *