¿Cómo fijar los precios en mi centro de estética?

Fijar los precios en tu centro de estética es todo un quebradero de cabeza, ¿verdad? Lo sé, no quieres terminar siendo «la más cara de todos los centros de belleza», pero ¿qué hacer para fijar un precio que sea rentable para el negocio y que no te posicione donde no deseas estar?

Quiero ayudarte en este apartado, porque cuando los números no están bien fijados desde el inicio es demasiado complejo ajustarlos después, sobre todo cuando el cliente ya se ha acostumbrado a tus tarifas.

Las claves para fijar los precios en tu centro de estética

Antes de darte las claves para saber cómo fijar los precios en tu centro de estética, vamos a analizar si te sientes identificada con alguna de las siguientes cuestiones…

  • ¿Quieres abrir un centro de estética y no sabes cómo fijar los precios?
  •  ¿Tienes tu centro en funcionamiento y sientes que trabajas muchas horas y no ves compensado económicamente el esfuerzo? 
  • O en tu caso, ¿tienes trabajo suficiente para emplear a otra persona, pero apenas recibes ingresos como para poder pagar tu sueldo?

Si estás en alguno de estos tres puntos, la única salida es actuar cuanto antes y la única solución es adaptar los precios. En este artículo voy a revelarte las claves para fijar los precios correctos en cada una de estas tres etapas; ¡comienza a mejorar tus números desde hoy!

 

Cómo fijar los precios cuando inicias un centro de estética

En el proyecto para abrir un centro de estética, ¿cuál es el primer error que se suele cometer?

Lo has adivinado… mirar los precios de la competencia.

Eh, tranquila, esto está bien si queremos saber qué están ofreciendo ellos y mejorar esos servicios o tratar de diferenciarnos.

Pero cuando esta «investigación» se transforma en comparativa y tratamos de asumir como nuestras sus tarifas e, incluso, reducir los precios, se está comenzando a gestar el primer gran problema, porque seguramente desconoces por completo la situación de ese negocio.

Quizás el local sea suyo, quizás  la maquinaria se adquirió años atrás… y así podríamos continuar con un sinfín de especulaciones que justificaran los precios que tu competencia ha fijado.

Tampoco se puede comparar lo que hace la competencia a lo que tú misma haces, es decir, incluso si utilizas los mismos equipos o las mismas firmas cosméticas, sois personas diferentes, por lo que el modo de trabajo y las técnicas aplicadas serán bien distintas.

Si te sirve de consejo, la mejor manera de acertar sobre lo que uno mismo necesita, es analizar lo que uno mismo necesita

 

5 claves para poner precios rentables para tu salón de belleza

  1. Si quieres fijar tus precios de forma rentable para tu salón de belleza analiza tus gastos fijos y variables, estos serán los que te ayuden a marcar tus costes porque previamente habrás analizado tus gastos.
  2. No te olvides: fija tu propio sueldo e inclúyelo como gasto. Es importante cobrar cada mes por el trabajo realizado, si al principio es un sueldo pequeño no importa, pero este apartado no puede faltar.
  3. A principio de año realiza tu balance anual. Los beneficios pueden ser un buen recurso para invertir, lo que te ayudará a continuar creciendo y, de este modo, poco a poco también lo hará tu sueldo.
  4. Analiza el coste de tu precio/hora: esto te ayudará y mucho a acercarte a tus objetivos.
  5. Y ALGO QUE NO DEBES OLVIDAR: analiza los ingresos de facturación diarios, este será el mejor aliado para saber si las cosas están yendo como deberían en tu negocio o si por el contrario debes tomar alguna medida para evitar que llegue el desastre.

Recuerda: la gente no paga por lo que haces si no por cómo lo haces.

 

Cómo modificar los precios cuando tu centro ya está funcionando

Otro quebradero de cabeza que te va dejando sin ilusión día a día es el de modificar los precios.

Quizás cuando empezaste el precio no era tan importante para ti, porque en ese entonces tu objetivo estaba puesto en obtener clientes, pero ahora te das cuenta de que esos clientes no están dispuestos a pagar el precio que realmente valen tus servicios.

¿Qué hacer entonces cuando ya has elegido al cliente? ¿Cómo adaptar los precios a los ingresos que tu negocio necesita?

Puede parecer complicado… incluso quizás lo sea… pero no es imposible.

Cuando pregunto a una clienta cuánto cobra por una higiene facial y me dice 30 €, yo siempre le hago la misma pregunta: «¿Con el IVA incluido? ¿Menos el 20 %?».

Lo que tú estás cobrando por una higiene son 21,33 €, y el tiempo mínimo será 1 hora, así que te invito a que reflexiones sobre por qué tantas veces aparecen los agobios por los impuestos y el IVA, pues seguramente vendrá relacionado con la fijación de precios.

¡Aquí cambia tu estrategia de venta!

Puedes incrementar precios poco a poco; al principio incrementa el de aquellos servicios que no haces habitualmente, servicios sueltos como depilación, manicuras, pedicuras… Verás qué sorpresa para tu caja y cómo en realidad no pasa nada por subirlos unos euros cada año.

Los servicios menos rentables son los que están fijados como más económicos: al principio pueden ser un buen gancho, pero después se convierten en un lastre por lo costoso que es incrementarlos.

Y cuando notarás un gran cambio es al establecer nuevas tarifas  de servicios y tratamientos nuevos, protocolizándolos de manera diferente.

Si haces lo mismo, pero de manera diferente, y logras que el cliente sienta que está ante un servicio nuevo o mejor, el precio pasará a segundo lugar.

Comienza a trabajar más la venta de tus tratamientos: no se podrán comparar con nada ni con los de nadie.

No ofrezcas una simple limpieza facial, ofrece auténticas experiencias a tu cliente. Créeme: funciona.

Los clientes recuerdan más un buen servicio que el precio

 

Demasiado trabajo… y no puedes permitirte ni emplear a nadie

Si sientes que te pasa esto, quizás ha llegado el momento de hacer análisis.

Lo sé: es totalmente angustioso, sientes que ya no puedes más, piensas que si apenas sacas para ti, cómo vas a sobrevivir si incorporas a otra persona.

Eso es lo que yo llamo morir de éxito.

Aquí te invito a que leas detenidamente el punto número 2, porque tendrás que hacer un planteamiento de tus precios antes de contratar a otra persona, situación complicada por tu falta de tiempo y energía.

Pero tienes algo muy importante y que todos desean: muchos clientes, así que si algunos de los que tienes se pierden, estos no eran tus clientes o, al menos, los que necesitas para que tu negocio funcione.

Si esta es tu situación en estos momentos, no te pierdas el artículo «4 pasos que te ayudaran a saber si estás preparada para crecer en tu negocio».

¿Quieres que te acompañe a conseguir que tu negocio de estética sea rentable?

¿Necesitas que trabajemos juntas los resultados de tu negocio?

Pide un asesoramiento personalizado ya mismo aquí.

8 comentarios en “¿Cómo fijar los precios en mi centro de estética?”

  1. Yo tuve la gran suerte de poder contar con Pilar Soto en un momento crucial en mi centro de estética y con su ayuda , profesionalidad y los métodos que me enseñó he podido salir a flote y con resultados satisfactorios. Doy las gracias y recomiendo mucho su trabajo por que su labor es muy bonita e increible.
    Adelante Pilar y Enhorabuena por tus conocimientos tan valiosos.

  2. Hay que tener en cuenta lo que conlleva montar un centro de estética, ya que como bien dices, el saber fijar precios de nuestros servicios puede ayudar a que nuestra empresa funcione o, por tanto, muera en el intento. ¡Muy completo el artículo! Gracias

    1. Me alegra saber que aporta claridad el articulo.
      Hoy en dia es una consulta muy demandada el tema de precios, parte fundamental para que nuestro negocio funcione.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos!

  3. Mari Luz Camps López

    Doy fe de como Pilar Soto sabe hacer rentable un negocio de estetica. Porque lo hace con cariño y a las buenas personas siempre les va bien en los negocios

  4. He tenido la suerte de poder trabajar con Pilar y os aseguro que no me ha defraudado en nada,profesional de pura cepa y con una idea muy clara,, y es que sabe perfectamente lo que las esteticistas necesitamos

    1. Muchas gracias Maria del Mar, la suerte ha sido mía por encontrarte en mi camino.
      Un verdadero placer trabajar con profesionales como tu, con tantas ganas de mejorar y de dar lo mejor a sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *